Es habitual estar pendiente de las cacas de nuestro bebé, al fin y al cabo, son un indicador de su salud y nos dan mucha información. En lo que se refiere a la coloración, la caca de los bebés puede ser de muchos colores y tonalidades diferentes. Generalmente damos por buenos todos los colores del otoño: amarillo, marrón, y sí, muchas veces también el color verde.

Pero, ¿por qué mi bebé hace caca verde?

En líneas generales se produce por un tránsito intestinal acelerado. La bilis, que es de color verde y se encarga de la digestión de las grasas, pasa rápidamente por el intestino y no puede transformarse por completo, por lo que da lugar a esa coloración verdosa de las heces. También se puede producir por una disbiosis, es decir, por una alteración de la flora intestinal normal o la ingesta de algunos alimentos.

Principales causas y síntomas de las cacas verdes.

1. Meconio

La primera deposición del bebé se llama meconio. Es de color negro o verde muy oscuro y consistencia pegajosa. Poco a poco y durante los primeros días de vida, su color va cambiando adquiriendo un color verde grisáceo hasta finalmente adquirir el color típico amarillo mostaza de los bebés, sobre todo los que toman pecho.

2. Leche materna

En los bebés amamantados con leche materna nos puede indicar que toman más leche del principio de la toma (que tiene un mayor contenido en lactosa), y que no vacían bien el pecho, y por lo tanto no llegan a la parte del final, con más grasa. En ese caso nos debemos asegurar de que el agarre sea bueno, que haya una buena transferencia de leche y que bebé vacíe bien el pecho antes de cambiar al otro.

recién nacido popó

3. Infección intestinal

Cuando se asocia con diarrea (heces más líquidas y más frecuentes de lo habitual) puede deberse a una infección intestinal, generalmente debido a un virus, pero también por bacterias o parásitos, produciéndose ese color verdoso por un tránsito intestinal acelerado.

4. Alergia o intolerancia

En otros casos, cuando se asocia a otros síntomas como sangre en las heces, irritabilidad, vómitos, llanto intenso, rechazo de la alimentación, estancamiento o pérdida de peso … nos pueden indicar que estamos frente a una alergia, como la alergia a la proteína de leche de vaca o una intolerancia, como intolerancia a la lactosa.

5. Fórmulas artificiales

En el caso de los bebés que tomen una leche de fórmula hidrolizada, leches especiales que se usan en los niños con alergia a proteína de leche de vaca, también podemos encontrar heces de color verde oscuro porque por su composición pueden acelerar el tránsito intestinal.

6. Alimentos

En los bebés que ya han iniciado la alimentación complementaria no es raro encontrar restos de comida en las heces, o que ésta se tiña en función de los alimentos que han consumido. Pueden adquirir color verdoso en caso de ingesta de frutas verdes o verduras de hoja verde como las espinacas.

Tratamiento para las cacas verdes en bebés. ¿Cuándo acudir al pediatra?

Las cacas verdes en el bebé pueden ser normales, sobre todo si por lo demás está feliz, engorda y no hay ningún otro problema. Pero si se asocia con otros síntomas es conveniente consultarlo con el pediatra ya que en función de la causa el tratamiento será distinto. Además, siempre debemos consultar de forma urgente si el color de las heces es blanco, rojo o negro.