¿Por qué mi bebé regurgita? Pues bien, el bebé cuando nace su organismo es aún inmaduro desde muchos puntos de vista, también desde el punto de vista digestivo. El esfínter esofágico inferior, que separa el esófago del estómago no funciona del todo bien, por lo que la leche sube con facilidad del estómago hasta el esófago. Si a eso le sumamos que la alimentación de los bebés más pequeños es totalmente líquida y se pasan mucho tiempo tumbados.. tenemos la combinación perfecta para que bebé eche leche o regurgite con facilidad. A esta condición la llamamos reflujo gastroesofágico. Aproximadamente el 50% de los menores de 3 meses regurgita al menos una vez al día, siendo el momento máximo alrededor de los 4 meses de vida. Es fisiológico, normal, y se resuelve solo con el tiempo.

Tipos de regurgitaciones. ¿Cuándo son normales y cuándo no?

Las regurgitaciones en el bebé consisten en la expulsión de leche sin esfuerzo. Pueden ocurrir de forma esporádica o tras todas las tomas, inmediatamente tras la toma o más tarde. Por lo demás si el bebé engorda bien, está contento y no tiene ninguna molestia no hay que preocuparse pues son las regurgitaciones normales del lactante.

Si por el contrario, el bebé llora con el vómito o aparecen gestos de disconfort, el bebé está muy irritable y llora mucho, se arquea hacia atrás al tomar el pecho o el biberón y no engorda bien... puede que estemos entonces ante una enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Consecuencias de las regurgitaciones

Cuando el reflujo produce síntomas molestos y/o complicaciones hablamos de enfermedad por reflujo gastroesofágico. Las más frecuentes son la esofagitis (el ácido del estómago lesiona la mucosa del esófago), el estancamiento de peso, problemas de alimentación, enfermedad pulmonar o episodios de apnea.

regurgitacion lactantes

¿Qué hacer si el bebé tiene reflujo?

En primer lugar medidas posturales: mantener al bebé en posición vertical después de comer durante unos 20-30 minutos y portearlo siempre que sea posible. Aunque la posición boca abajo es útil para el reflujo, está desaconsejada en bebés por riesgo de muerte súbita del lactante. No se recomienda la postura semi-sentada en hamaquita o grupo 0 ya que no es efectiva y puede empeorar el reflujo.

Evitar la sobre alimentación y ofrecer el volumen y frecuencia de tomas adaptadas a la edad del niño. No hay evidencia científica de que fraccionar tomas (dar tomas más pequeñas pero más frecuentes) mejore el reflujo, aunque en algunos casos puede recomendarse.

Espesar las tomas. Por ejemplo, se puede cambiar la leche del bebé a una fórmula antirreflujo, cuya consistencia es más espesa y hace más difícil que la bocanada llegue a la boca, pero siempre bajo indicación y supervisión de nuestro pediatra. En caso de lactancia materna se continuará con ella.

A veces también es conveniente descartar una alergia a la proteína de la leche de vaca. Se hará una prueba de exclusión de proteína de leche de vaca durante 2-4 semanas. En caso de lactancia artificial, se cambiará a una leche hidrolizada y en caso de lactancia materna, la madre hará dieta exenta.

En algunos casos concretos puede estar indicado el uso de medicación con antiácidos como el omeprazol.

Regurgitación en lactantes: ¿cuánto dura?

Con el paso de los meses el esfínter esofágico inferior comienza a adquirir “fuerza” y las regurgitaciones son menos frecuentes. Sobre todo a partir de los 6 meses, cuando los bebés empiezan la alimentación complementaria y pasan más tiempo sentados estos episodios ocurren con menos facilidad, pero puede ser normal que duren hasta los 12-18 meses Así pues, si tienes un bebé que regurgita o vomita leche sin llanto ni gestos de dolor, que por lo demás está contento y engorda adecuadamente... ¡puedes estar tranquila!

¿Cuándo acudir al pediatra?

- El bebé vomita con fuerza (a chorro) o de forma repetitiva

- Vómitos con sangre o bilis (líquido verde)

- El niño llora mucho y está muy irritable.

- Aversión o rechazo de la alimentación.

- El bebé no sube de peso o incluso lo está perdiendo.

- Dolor abdominal intenso.

- Diarrea o estreñimiento

Bibliografía
  • https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/reflujo-gastroesofagico-en-bebes
  • https://www.pediatriaintegral.es/publicacion-2019-10/vomitos-y-reflujo-gastroesofagico/
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5958910/