¿Qué es la Ansiedad Generalizada?

El trastorno de ansiedad generalizada es un problema psicológico cada vez más común. Puede empezar a desarrollarse en la niñez y en la adolescencia y mantenerse durante la mayor parte de la edad adulta.

El trastorno de ansiedad generalizada o TAG se caracteriza por preocupación excesiva y sensación de estrés constantes. La ansiedad generalizada comparte muchos síntomas con otros tipos de trastornos de ansiedad, como las fobias, el trastorno de estrés postraumático, el trastorno obsesivo-compulsivo o los ataques de pánico, aunque mantienen algunas diferencias.

Sentir nerviosismo o estrés de vez en cuando es normal y natural. Sin embargo, a veces podemos empezar a sentir preocupación o miedo de forma excesiva en muchas situaciones del día a día, de forma que nos impida vivir nuestra vida y lidiar con nuestros problemas.

La persona que sufre de trastorno de ansiedad generalizada o TAG suele sentir miedo, inquietud o preocupación la mayor parte del día, sin que esas sensaciones estén asociadas a un estímulo o situación específica.

Por ejemplo, en las fobias la persona siente mucho miedo o terror ante determinadas situaciones (arañas, volar en avión, subir a un sitio alto, etc). En la ansiedad generalizada, es frecuente que la persona se sienta muy indefensa y frustrada, al tener problemas para identificar las causas de su ansiedad.

¿Cómo detectar la ansiedad generalizada? Síntomas de ansiedad

Es importante conocer los síntomas físicos de ansiedad generalizada, así como los emocionales. Estos son los síntomas de ansiedad generalizada más comunes:

● Preocupación casi constante

● Nerviosismo o irritabilidad

● Dificultades para relajarse

● Tendencia al perfeccionismo

● Percibir muchas situaciones como peligrosas o amenazantes

● Duda e indecisión, dificultad para tomar decisiones por el miedo a equivocarse

● Pensamientos catastrofistas (pensar a menudo en el peor resultado posible)

● Tendencia a la rumiación o darle demasiadas vueltas a ciertas preocupaciones

● Dificultades para mantener la concentración

● Tensión muscular

● Problemas para dormir

ansiedad generalizada insomnio

Causas de la ansiedad generalizada

La aparición del TAG puede darse tanto en la niñez como en la adolescencia o la edad adulta. Estas son algunas posibles causas del trastorno de ansiedad generalizada:

1. Demasiadas situaciones estresantes en la vida diaria

2. Situaciones traumáticas del pasado

3. Otros problemas psicológicos

4. Consumo de drogas y problemas de adicción

5. Genética (otros familiares con problemas de ansiedad)

Ansiedad generalizada en niños: principales síntomas

El trastorno de ansiedad generalizada o TAG en niños y adolescentes se caracteriza por estrés, miedo y preocupaciones frecuentes en muchas situaciones diferentes, que llegan a interferir con el correcto funcionamiento del niño en su vida familiar, social y escolar.

Es importante que la ansiedad infantil en niños se trate lo antes posible, de lo contrario podría derivar en todo tipo de problemas psicológicos en la edad adulta, como otros trastornos de ansiedad, problemas de adicciones, etc.

Los principales síntomas de ansiedad generalizada en niños son:

● Mucha agitación o nerviosismo

● Problemas de concentración

● Irritabilidad

● Problemas para dormir

● Sentirse inquieto sin razón aparente

Cómo tratar a un niño con ansiedad

A continuación algunos consejos para ayudar a los niños a combatir la ansiedad:

1 - Ayudarle a manejar la ansiedad, no a eliminarla

El estrés es parte esencial de la vida, y no debemos aspirar a no sentir estrés ni tener preocupaciones, porque eso lo único que consigue es empeorar la ansiedad. Hay que dar a entender al niño que sentir miedo es totalmente normal y natural, y que no tiene por qué ser un obstáculo para hacer cosas nuevas.

No es una cuestión de controlar la ansiedad o bloquearla, sino de aprender a convivir con ella sin que se convierta en un obstáculo para disfrutar de la vida.

2 - No empeorar sus temores

No hay que fomentar que el niño sienta más miedo todavía. Ayudarle a verbalizar sus temores, pero sin exagerarlos ni dedicarles más atención de la necesaria.

3 - Ayudarle a afrontar poco a poco las situaciones que le dan miedo

Cuando algo nos da miedo, la reacción más natural es la evitación. No debemos fomentar la evitación, porque eso sólo mantendrá los problemas en el tiempo. Hemos de animar al niño a enfrentarse poco a poco a aquello que teme, sin forzar demasiado y en pequeñas dosis, para que vaya ganando confianza.

4 - Validar sus emociones y ayudarle a ventilarlas

Si por ejemplo, el niño tiene miedo a que le pinchen con una aguja para vacunarle o sacarle sangre, debemos respetar que sienta miedo. Y desde ahí, podemos recordarle que estaremos ahí para apoyarle y superar ese miedo.

ansiedad niños

¿Cómo diferenciar el TOC de la ansiedad generalizada?

El TOC o trastorno obsesivo-compulsivo se caracteriza por rituales rígidos que buscan relajar o distraer de ciertas preocupaciones y miedos. En el TOC, el problema son las formas de evitación del estrés que ha desarrollado la persona a lo largo del tiempo, que por su "excesiva rigidez" pueden terminar causando más malestar a largo plazo (perder mucho tiempo con los rituales, pasar vergüenza, que los rituales interfieran con otras responsabilidades y ámbitos de la vida, o la ansiedad ante determinadas situaciones que normalmente se enmascararía tras un ritual).

Las personas con TOC sienten más estrés y ansiedad cuando no pueden llevar a cabo alguno de sus rituales, y el objetivo del tratamiento psicológico será que se desprendan de estos y aprendan a manejar su estrés de otras formas.

La principal diferencia entre el TOC y la ansiedad generalizada es que en el TAG no habrá rituales rígidos ni compulsiones que interfieran con la vida de la persona. La persona con trastorno de ansiedad generalizada tenderá a sentir mucha preocupación en el día a día pensando en cosas malas que podrían ocurrir.

¿Cómo tratar o combatir la ansiedad generalizada?

El tratamiento psicológico que mayor evidencia científica ha cosechado para tratar el trastorno de ansiedad generalizada es la terapia cognitivo-conductual. El tratamiento del TAG se centrará en:

● Ser más consciente de las situaciones y pensamientos que causan y mantienen la ansiedad

● Aprender a manejar los pensamientos negativos y las preocupaciones sin que activen la ansiedad

● Validar las propias emociones y relativizar las preocupaciones excesivas o exageradas

● Exponerse poco a poco a los síntomas de ansiedad para que dejen de causar tanto miedo cuando se activen

● Técnicas de relajación para afrontar las sensaciones de estrés o ansiedad cuando vengan

¿Cuándo se debe acudir a un profesional?

Si experimentas cualquiera de los síntomas mencionados en este artículo, lo mejor es que consultes tu caso con un profesional de la salud mental lo antes posible.

Los problemas de ansiedad son los que cuentan con más estudios científicos a sus espaldas y existen muchos modelos de tratamiento que han demostrado ser efectivos. Así que cuanto antes acudas a un psicólogo especializado en trastornos de la ansiedad, más simple será trabajar el problema.

Además, los trastornos de ansiedad suelen ser problemas psicológicos complejos, así que lo más responsable es que acudas a un profesional especializado para que pueda estudiar tu caso y asesorarte.

Bibliografía
  • Gottschalk, M.G.; Domschke, K. (2017). Genetics of generalized anxiety disorder and related traits. Dialogues in Clinical Neuroscience. 19(2), :159 - 168.
  • Waszczuk, M.A.; Zavos, H.M.S.; Gregory, A.M.; Eley, T.C. (2014). The Phenotypic and Genetic Structure of Depression and Anxiety Disorder Symptoms in Childhood, Adolescence, and Young Adulthood. JAMA Psychiatry. 71(8): pp. 905 - 916.
  • Rynn, M.A.; Brawman-Mintzer, O. (2004).
  • Generalized anxiety disorder: acute and chronic treatment. CNS Spectrums. 9(10): pp. 716 - 723.