¿Qué es la faringitis?

La faringitis es la inflamación de la mucosa de la faringe. Aunque muchas enfermedades pueden causar dolor de garganta, la más frecuente es la faringitis aguda causada por enfermedades virales, ya que la faringe constituye la puerta de entrada de infecciones a nuestro organismo.

Tipos de faringitis

Las faringitis pueden clasificarse en agudas o crónicas:

  • Las faringitis agudas: son aquellas que se producen por infecciones, la mayoría de las veces por virus, y en ocasiones también por bacterias.
  • Las faringitis crónicas: se producen por una inflamación o irritación de la mucosa faríngea que se repite a menudo, y que se puede producir por muchas causas, como el tabaquismo, factores ambientales y hormonales, como veremos a continuación.

Causas de faringitis

Las faringitis agudas suelen ser producidas por virus o bacterias. La mayor parte de las faringitis se producen durante los meses fríos, en donde se concentran las enfermedades respiratorias infecciosas. Tanto en niños como en adultos en la mayoría de las ocasiones son faringitis virales y ocurren en el contexto de un cuadro catarral. Algunos ejemplos pueden ser los virus típicos de los catarros como el rinovirus, coronavirus o el adenovirus, o también el virus de la gripe (Influenza), o "virus de Epstein Barr", que produce la mononucleosis infecciosa o enfermedad del beso.

1. Las faringitis bacterianas se producen fundamentalmente por el estreptococo betahemolítico del grupo A, más frecuente entre los 5 y 15 años de edad, aunque puede aparecer también en niños más pequeños y adultos. Es más común a finales de otoño, invierno y principios de primavera.

2. Las faringitis crónicas se producen por inflamación de la faringe y las causas son más diversas, como por ejemplo:

  • Por sustancias irritantes: polvo, aire acondicionado, sustancias químicas laborales
  • Abuso de alcohol y/o tabaco
  • Respiración oral (por obstrucción nasal, rinosinusitis, vegetaciones...)
  • Factores hormonales: hipotiroidismo, diabetes, menopausia
  • Alergias, en especial las de origen alimentario
  • Reflujo gastroesofágico
  • Consumo de determinados medicamentos

Síntomas faringitis

El síntoma más frecuente es el dolor de garganta, que puede aumentar al tragar.

  • En la infección vírica de garganta el inicio de los síntomas es más gradual. El dolor de garganta es más leve y suele asociar tos, moco nasal, ronquera, febrícula o ausencia de fiebre, conjuntivitis, diarrea o dolores musculares.
  • En la faringitis bacteriana el inicio de los síntomas es más brusco. El dolor de garganta es más intenso y suele acompañarse de fiebre más alta, malestar general, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dolor abdominal y ganglios dolorosos aumentados de tamaño.

En ambos casos puede aparecer exudado o pus en las amígdalas, y aunque suelen aparecer con algo más de frecuencia en las infecciones bacterianas, su presencia no implica necesidad de antibiótico.

¿Cómo se contagia la faringitis?

La faringitis se contagia de persona a persona a través de las pequeñas gotas de saliva que se expulsan al hablar, toser o estornudar.

dolor faringitis

Tratamiento faringitis

En el caso de las faringitis virales hay que esperar a que la enfermedad se resuelva. Al ser infecciones causadas por virus no se curan con antibióticos. En estos casos se realiza tratamiento sintomático, es decir, el objetivo de la medicación es aliviar el dolor de garganta o bajar la fiebre.

¿Qué tomar para la faringitis?

Suele ser recomendable el empleo de un analgésico o antitérmico como el paracetamol o ibuprofeno. Puede ser útil hacer gargarismos con agua tibia y sal. Existen antisépticos, antiinflamatorios y anestésicos bucofaríngeos, en forma de enjuagues, comprimidos, pastillas, aerosoles... que nos pueden ayudar con el dolor de garganta. En el caso de las faringitis estreptocócicas es necesario el tratamiento antibiótico.

También se recomienda reposo durante el proceso febril, la ingesta adecuada de líquidos especialmente en niños pequeños, ya que se deshidratan con más facilidad. Se aconseja, además:

  • Evitar el tabaco y el alcohol
  • No forzar la voz
  • Evitar cambios bruscos de temperatura
  • Humedecer el ambiente
  • Mantener una ventilación adecuada.

¿Cuánto dura la faringitis?

Las faringitis de origen vírico se resuelven solas en menos de 7-10 días, sin hacer nada especial. En el caso de las faringitis bacterianas, al tratarse con antibiótico, podemos acortar un poco la duración de los síntomas.

¿Cómo prevenir la faringitis viral?

  • Lavarse las manos con frecuencia
  • Evitar el contacto con personas enfermas
  • Taparse la boca y la nariz al toser o estornudar
  • Evitar compartir vasos, tenedores, cucharas, etc
  • Usar pañuelos desechables
  • Evita los ambientes muy contaminados y con mucho polvo
  • Abandono del tabaquismo y evitar el alcohol.
  • Limitar el uso de aire acondicionado
  • Respirar siempre por la nariz para filtrar el aire en las fosas nasales
  • Protegerse del frío y evitar cambios bruscos de temperatura

¿Cuándo acudir al médico?

  • Tendremos que acudir cuando haya dolor de garganta que no se resuelve en unos pocos días a pesar de tratamiento analgésico.
  • Si asocia fiebre elevada, superior a 38,5ºC, persistente (más de 48 horas) y malestar general.
  • Si aparece una erupción de la piel roja, más acentuada en los pliegues, y con una piel “rasposa” en niños pequeños.
  • Si los ganglios linfáticos están inflamados
  • Si aparece dificultad respiratoria
  • Si aparece exudado o placas blanquecinas en la faringe
  • Si aparece babeo excesivo en un bebé o niño pequeño
  • En caso de tener alguna enfermedad crónica (diabetes, problemas cardíacos o renales...)

Esperamos haberte aclarado todas tus dudas sobre la faringitis. Recuerda que, si necesitas consulta con un profesional médico, en DoctorGO te atenderemos mediante cita médica online con el especialista que necesites y sin tener que salir de casa.

Bibliografía
  • Salador Giménez Serrano. Faringitis. Revisión. Farmacia profesional. Vol 20, Num 1, Enero 2006.
  • Josep M. Cots, Juan-Ignacio Alós, Mario Bárcena, Xavier Bolera, José L. Cañada, Niceto Gómez, Ana Mendoza, Isabel Vilaseca, Carles Llor. Recomendaciones para el manejo de la faringoamigdalitis aguda del adulto. Medicina de Familia. Semergen, Vol. 41. Núm 7. Octubre 2015.
  • Chacón Martínez, J.; Morales Puebla, J.M.; Padilla Parrado, M. Patología inflamatoria inespecífica de la faringe. Libro virtual de formación en ORL. III. Cavidad oral y faringe. Cap. 76